Coquimbo - Nacional - Zona Norte

En La Serena, saquean un local comercial donde trabajaba acusado por abuso sexual

LA SERENA: Una violenta situación terminó con la tranquilidad que caracteriza a Villa El Indio, al sur de la capital elquina. Y es que en la noche de este jueves un grupo de manifestantes se congregó al frontis de una vivienda ubicada en la calle Los Lúcumos, con el motivo de escrachar a un sujeto de identidad reservada, acusado de abusar sexualmente de una joven de 20 años, ambos trabajadores de una botillería ubicada cerca de la casa, cuyo dueño es pariente del acusado.

La turba de alrededor de cerca de 80 personas se había dado cita a través de redes sociales para ir a funar al supuesto abusador. La indignación de los manifestantes se habría generado porque luego de realizarse la denuncia del delito, el sujeto fue detenido, pero posteriormente fue puesto en libertad.

Quienes convocaron a esta manifestación serian activistas de diferentes puntos del Gran Serena, mayoritariamente mujeres, quienes se dieron cita a Villa El Indio para consignarse con pancartas y haciendo rayados a la fachada del local, con la palabra “Violador”, posteriormente procedieron a saquear y provocar destrozos dentro del recinto.

Posteriormente la ola de violencia se trasladó a la casa en donde vive el acusado, mientras vecinos del barrio residencial miraban asombrados como la turba actuaba con una violencia nunca antes vista en el sector.

“Entraron a la fuerza buscando a esta persona que acusaban de atacar a una chica y destrozaron todo el local. Algunos se aprovecharon y comenzaron a sacar las cosas y se las empezaron a llevar en vehículos que llegaron. Luego se fueron a la casa donde se habría escondido y comenzaron a tirar piedras y destrozaron la puerta. Estaban todos muy violentos y eso que en su mayoría eran mujeres”, relató una de las vecinas del sector en nota al diario El Día de La Serena.

Al lugar tuvo que acudir personal de Carabineros, que debió sacar en uno de sus carros al acusado y posteriormente a otra persona que estaban al interior de la casa, para luego dispersar a los manifestantes con gases lacrimógenos. Finalmente se supo que el sujeto volverá a enfrentar a la justicia por el ataque sexual, y tambien por tráfico de drogas. La Fiscalía, por su parte, determinó que la investigación quede en manos de la Brigada de Delitos Sexuales de la PDI

El Prefecto de Carabineros de la Provincia de Elqui, Carlos Rojas, señalo la dificultad que tuvieron para dispersar la manifestación “Hubo un daño a una propiedad y a un local comercial, hecho principalmente por mujeres y niños, y proceder en ese escenario es complejo, proceder con gas o agua, la gente tiende a atacar o escapar y surgen atropellos y desmayos”. 

También se refirió al escrache, la Seremi de la Mujer de la Cuarta Región, Ivón Guerra: “Esperamos que se investigue a cabalidad. Siempre apoyaremos a la víctima, como seremi reitero el llamado a hacer realizar la denuncia y que la justicia esté a la altura de las mujeres”

Cabe destacar que la vivienda atacada por la turba no es de propiedad del acusado ni de su familia, sino que la arrendaban a otra familia, cuya dueña señaló en una nota a una radio local sus impresiones tras los hechos: “Salí a pedir que no era de ellos, yo trataba de calmarlos con el miedo de que si lograban entrar, que podría haber pasado.”

La dueña de la casa afectada señaló que, respecto al abuso sexual que se le acusa a su arrendatario: “Cuando me hablaron del intento de violación yo los iba a sacar, no los quería cerca, no iba a esperar la investigación, pero bajo las reglas que la ley me los permite”

“El Grupo que estaba exaltado no eran vecinos, se concertaron con redes sociales, me da miedo en general todo esto, la manera que tienen de resolver las cosas y buscar justicia por sus propias manos”