Política

Senado aprueba “ley antisaqueo” con votación dividida de la oposición

El Senado aprobó esta jornada el proyecto que busca sancionar el saqueo y otros desórdenes públicos, conocido como “ley antisaqueo”. El proyecto pasó a tercer trámite y será votado en la Cámara de Diputados.

La iniciativa fue aprobada el jueves pasado en la Comisión de Constitución de la Cámara Alta, la que visó el proyecto sin modificaciones de cómo llegó desde la Comisión de Seguridad, donde se le hicieron cambios sustanciales a la propuesta.

Los senadores aprobaron los artículos del proyecto relativos a las normas antibarricadas, antisaqueo y el denominado “el que baila pasa”. En tanto, la oposición se dividió a la hora de votar estos artículos.

El proyecto considera incorporar un nuevo artículo al Código Penal para sancionar el delito de saqueo, con una pena que va desde los 541 días a los cinco años.

También tipifica como delito la instalación de barricadas en la vía pública; así como también la obstrucción del tránsito mediante el uso de vehículos y el lanzamiento de objetos contundentes. A estos ilícitos se aplicará penas que van desde los 61 a los 540 días.

Uno de los puntos más polémicos de la iniciativa es la enmienda que sanciona el denominado “el que baila pasa”, hecho al que se le aplicará la misma pena que impondrá a quien instale una barricada en la vía pública.

Discusión en la sala

En sus intervenciones, los senadores de oposición dejaron claras sus distintas posturas respecto de la materia. El senador José Miguel Insulza (PS) declaró que “yo ciertamente critico la política de seguridad pública del gobierno, pero este es un proyecto mínimo.

Es casi una señal, porque el que hace estas cosas, por ejemplo el que interrumpe la libre circulación mediante intimidación de las personas, tiene una pena de presidio menor en su grado mínimo, o sea de 61 y 540 días y todos sabemos que esa persona no va a pasar en la cárcel ningún día”.

Una postura contraria adoptó Alejandro Guillier (Ind): “Abordemos con seriedad el tema de los saqueos, lo demás es un pretexto para crear un marco legal que permita a partir de marzo sancionar y evitar cualquier forma de manifestación social”, aseguró.

Carlos Bianchi (IND), en tanto, afirmó que “más que ser una ley que busca regular y sancionar conductas que no eran delito previamente, se trata de una suerte de refrito de delitos ya existentes, que busca además aumentar penas para dar una aparente sensación de seguridad a la población”.

Mientras que el senador Felipe Harboe (PPD), presidente de las comisiones de Seguridad y Hacienda, donde se discutió esta iniciativa, afirmó que “el camino a la paz social se logra con una agenda social, no con más policías o más sanciones (…). La protesta social hay que protegerla, hoy una minoría la esta afectando”.

Desde el oficialismo, en tanto, el senador Felipe Kast (Evópoli), aseguró que “esto es muy relevante para darle garantías al proceso constituyente. Y que tal vez al caer en la lógica de oponerse a cualquier tipo de reformas que busque garantizar el orden público, le están haciendo campaña al rechazo (la nueva Constitución). En la práctica es mostrar una falta de seriedad tremenda”.

Críticas desde la oposición

“El problema del proyecto no es la figura legal. Sino que la nula coordinación del ministro del Interior y de Carabineros, para precaver la comisión de delitos. El primer tema, tiene que ver con como se llevan a cabo las protestas o las manifestaciones. Ese tema lo votamos en contra, porque atenta contra el legítimo derecho a la protesta que pueden realizar las personas. Además, es una figura penal que está muy mal construida y que no va a conseguir, probablemente, que ninguna persona sea condenada. Por lo demás, las figuras que se querían implementar en esta parte del proyecto, que dicen relación con la protestas, son todas figuras que ya existen en el código penal”, afirmó el senador Pedro Araya.

El legislador de oposición agregó que “un segundo tema es el de los saqueos y ese lo votamos a favor, porque tiene que ver con entregar herramientas y pena efectiva para personas que realicen saqueos a locales comerciales, a farmacias, etc. lo que atenta contra el normal funcionamiento del comercio. Eso no puede ser considerado como protesta social, esos son hechos de delincuencia que deben ser sancionados”.