Comision de Participación Popular de la C.C hace positivo balance de audiencias públicas

Por Cristian Alvarez

Ayer miércoles, y declarando un positivo balance, La Comisión de Participación Popular de la Convención Constitucional, a través de sus coordinadores, mencionaron la aceptación de mas de 200 peticiones de audiencias publicas para recibir propuestas de trabajo y metodologías que sean aplicadas en el trabajo de redacción de la futura Carta Magna nacional, sus encargados, los convencionales Lissette Vergara (Lista del Pueblo) y Javier Fuschlocher (Independientes No Neutrales) señalaron que buscan escuchar comentarios de personas e institucionales para generar una “diversidad de metodologías” para canalizar la influencia ciudadana en esta Convención, declarando ademas que desde grupos mas postergados de la sociedad como personas encarceladas y menores de edad piden ser escuchados, Sub-Comisiones de Reglamento aprobaron mínimos para dar curso a normas constitucionales y periodos de 6 meses para la gestión de la Mesa Ejecutiva

Uno de los aspectos que muchos ciudadanos y ciudadanas, como también organizaciones de la sociedad civil, mantienen del trabajo de la Convención Constitucional es sobre los métodos de incidencia para influir en el trabajo de ella, que pueden generarse en su año de labor, y para canalizar esas propuestas, hay audiencias públicas donde los convencionales pueden escuchar diferentes ideas para su trabajo, pero hay una sola comisión que canaliza exclusivamente estas peticiones, que es la de Participación Popular, donde ayer miércoles, sus coordinadores declararon un positivo balance de las audiencias y de los sectores sociales que han pedido ser escuchados en este proceso de redacción legal

Esta tarde y en el punto de prensa de balance del trabajo de esta Convención, los coordinadores de la Comisión de Participación Popular Lissette Vergara (Lista del Pueblo) y Javier Fuschlocher (Independientes No Neutrales) entregaron un balance de las audiencias publicas pedidas y sus conclusiones preliminares sobre que propuestas han recibido de personas y agrupaciones para influenciar el trabajo de este órgano redactor de la Carta Magna nacional, donde hasta el momento mas de 200 peticiones han sido pedidas para presentar sus propuestas, que servirán para canalizar en mecanismos que servirán para recoger ideas y dar cabida a la ciudadanía, tanto de forma individual como organizada, en esta etapa del Proceso Constituyente: “El énfasis ha estado puesto en poder recibir mecanismos, levantar metodologías, estrategias, para recoger las voces de los grupos históricamente excluidos, que sabemos son excluidos y que sabemos no tienen la posibilidad de participar de las tomas de decisiones en nuestro país, Estamos hablando de las niñeces, adolescencias, las personas mayores, las personas de zonas extremas y aisladas de zonas rurales, personas privadas de libertad, personas migrantes, en fin, Necesitamos levantar mecanismos que amplíen los margenes de la democracia en nuestro país, y ese ha sido el espíritu que se ha mantenido por delante en estas audiencias públicas”, señaló la vicepresidenta adjunta de la Convención Elena Giustinanovich (Movimientos Sociales) sobre los objetivos de esta comisión y su trabajo realizado

Desde los coordinadores de esta comisión, el convencional Javier Fuschlocher destacó la amplitud y variedad de escuchas de estas audiencias, comparando con lo que fue el frustrado proceso que intentó impulsar el pasado Gobierno de Michelle Bachelet, que pueda generar mas propuestas de participación e influencia ciudadana de esta Convención: “El proceso constituyente de Bachelet, era un mecanismo que ya estaba establecido y que a nosotros nos invitaron a participar ya como sociedad organizada, pero esta vez, nosotros mismos, el tiempo de escuchar a las personas naturales, a las ONGs, instituciones, desde las universidades hasta instituciones que trabajan en los barrios en las calles, para tener una visión amplia y ecosistémica, que nos permita tener una diversidad de metodologías, a través de las cuales, a través de las personas organizadas y no organizadas, puedan ser parte de este proceso, Creo que esa transversalidad, le va a dar un sello diferente, al desarrollo de esta nueva Constitución”, mientras que su par Lissette Vergara indicó que la tendencia general que han podido detectar de estas audiencias ha sido, la petición de grupos marginados históricamente de la sociedad de participar de esta redacción legal: “Hasta el momento podemos dividir entre los distintos actores y agentes, Por ejemplo, en algunas partes y en algunas opciones, que se relacionan con entidades, con instituciones, con municipios, como lo era el caso de la Municipalidad de Valparaíso, que entregó toda una propuesta en torno a eso, y que en este caso, la comisión de despliegue subterritorial la toma, pero también han llegado muchos con los niños, niñas y adolescentes, en como pueden participar, Lo que se encontraban privados en libertad, o que posteriormente les arrebatan esos derechos cívicos, como pueden participar, También algunas tendencias entre comillas, porque fueron pocos, pero es un tema bastante relevante, que tiene que ver con los chilenos en el extranjero y que tampoco tienen un mecanismo de participación, por ende la tendencia es generar mecanismos de participación a los históricamente excluidos”

Durante la pasada jornada, diversas comisiones sesionaron tanto en el Palacio Pereira como en el edificio del Ex Congreso, donde las decisiones mas relevantes se tomaron en la Comisión de Reglamento, donde en sus respectivas sub-comisiones sus integrantes aprobaron mantener los dos tercios para aprobar normas de la futura Carta Magna nacional y la ratificación de 2 periodos de 6 meses, en la administración de la Mesa Ejecutiva, Estos aspectos deben ser votados en la mencionada comisión en los próximos días, Mientras que la Mesa Ejecutiva encabezada por Elisa Loncon y secundada por Jaime Bassa, firmo importantes convenios con instancias estatales para su trabajo y también para la historia y difusión, El primer acuerdo lo firmó con el Archivo Nacional para la recolección y resguardo de los documentos tanto físicos como digitales de sus labores, y el segundo se firmó con la Universidad de Chile, donde les fue ofrecido las dependencias del Palacio Matte, ubicado en el centro de Santiago, la transmisión de sus sesiones a través del canal de TV y la radio de esa casa de estudios superiores y la asesoría de académicos en caso de controversias