Nacional

Vecinos de Valparaíso buscan impedir realización del Carnaval ‘Mil Tambores’

Con el correr de los años, el Carnaval ‘Mil Tambores’ se ha vuelto una de las actividades artistico-culturales más importantes de Valparaiso y cuya nueva versión está convocada para este fin de semana, ocasión donde una vez más se darán cita batucadas, cuerpos pintados, música y miles de turistas que llegan a la ciudad puerto a disfrutar del espectáculo.

Sin embargo, como era de suponer en una actividad de estas características, no todos estan contentos con la llegada del carnaval: distintas agrupaciones de comerciantes y vecinos de la región de Valparaíso pretenden presentar un recurso de protección para impedir la realización del carnaval, ya que -según sus declaraciones- gran parte del público que asiste a esta celebración genera daños y destrozos en gran parte de la ciudad.

Los dirigentes criticaron al municipio de la región, por no atreverse a impedir este carnaval. “No tienen el coraje ni la voluntad de negar el permiso a un evento como este”, señaló Boris Kúleba, representante de la junta de vecinos 69 del Cerro San Juan de Dios.

El director de la Corporación Mil Tambores, Santiago Aguilar, señaló que la producción del evento ha trabajado para sopesar los destrozos del carnaval, pero la conducta de la ciudadanía no es de responsabilidad de quienes convocan al evento.

Los dirigentes vecinales tendrán una reunión con el Gobernador Provincial, Jorge Dip, para revisar la resolución que autoriza el evento, para estudiar a fondo la posibilidad de presentar un recurso que -finalmente- logre la negación del permiso a este carnaval.

Fue precisamente la máxima autoridad provincial quien, en un punto de prensa realizado este lunes, trató de despejar cualquier duda respecto al evento: “la Gobernación de Valparaíso no es co-organizador de Mil Tambores. En lo que a nosotros respecta, nos corresponde autorizar sólo dos actividades: los pasacalles barriales; y el pasacalle final del domingo, que se autoriza como un evento masivo y no como un derecho de reunión, y por lo tanto, bajo esa lógica, todo lo demás que está asociado a Mil Tambores no pasa por una autorización de la Gobernación Provincial”.

Dip agregó que “esperamos que los que vienen, ya sean invitados por la corporación que organiza, o aquellos que vienen de manera espontánea, respeten la ciudad y respeten a sus vecinos”, puntualizó.