Legitimidad, sostenibilidad y equidad en la industria: ejes de la nueva Ley de Pesca

“Esta nueva ley es profundamente relevante porque el pasado, presente y futuro de nuestra patria está indisolublemente vinculado al mar, a sus miles de kilómetros de costa y también, y debemos decirlo, porque la actual ley de pesca no tiene la legitimidad ni cumple con los estándares que la democracia exige (…) estamos aquí desde el Poder Ejecutivo cambiando esa ley que fue creada desde la corrupción”, comentó el mandatario en la ceremonia de lanzamiento.

Sobre el contenido de la iniciativa, el Presidente resaltó que, “esta ley que va a estar legitimada democráticamente y está construida sobre evidencia científica, potencia nuestra vocación oceánica y pesquera, reconoce la importancia de nuestras caletas y comunidades costeras, favorece el desarrollo económico de nuestro país, el empleo y la preservación de nuestra identidad marítima”.

Además, el mandatario destacó que la elaboración del proyecto de la nueva ley de pesca consideró instancias más allá del gobierno y el Congreso: “Nace de un amplio proceso participativo y de consulta en donde todas las voces y visiones involucradas fueron escuchadas en más de 200 encuentros locales y regionales que se realizaron entre septiembre del 2022 y febrero de este año”.

“Chile avanza y por eso queremos garantizar un futuro que sea sostenible y justo para la pesca, asegurando la disponibilidad del recurso para las generaciones presentes y también para las generaciones futuras”, agregó Boric.

En la presentación, el mandatario también hizo especial hincapié en el rol que tendrá la ciencia y la equidad en las oportunidades entre las empresas del rubro de distintos tamaños.

“Uno de los pilares fundamentales de esta nueva ley va a ser el rol central que va a ocupar la ciencia en la toma de decisiones para la administración y la conservación de los recursos pesqueros. Por ejemplo, en la distribución de los recursos entre el sector artesanal y el industrial, que va a ser con base en criterios científicos y de equidad, dejando atrás los privilegios injustos”, apuntó.

Otro de los contenidos que anunció de la iniciativa fue que, “establece la obligatoriedad de los planes de manejo para todas las pesquerías sin excepción y con esto se garantizan condiciones más justas y favorables para la pesca artesanal”.

”Esta ley también aumenta la competitividad de la industria porque disminuye las cuotas de captura asignadas por criterios históricos, permitiendo así la entrada de nuevos actores a esta actividad, sin por ello perder la certeza jurídica porque este proyecto establece reglas claras y modernas para la industria, fortaleciendo a la institucionalidad pesquera”, agregó.