Consejo Constitucional se instala y elige Mesa Directiva

El acto contó con la presencia de Gabriel Boric, además de los máximos representantes del Congreso y el Poder Judicial. Ahora, los consejeros tendrán cinco meses para redactar una nueva propuesta de Carta Magna.

Este miércoles se instaló el Consejo Constitucional y se eligió la Mesa Directiva de este órgano soberano del Proceso Constitucional. La representante del Partido Republicano, Beatriz Hevia y el Independiente-PS, Aldo Valle, fueron elegidos por sus pares como presidenta y vicepresidente, respectivamente.

La primera sesión ordinaria se desarrolló con la presencia del Presidente de la República, Gabriel Boric, y en ella, los 50 consejeros y consejeras asumieron como integrantes del Consejo Constitucional y recibieron el anteproyecto de parte de la Comisión Experta. Dicha propuesta es el documento de base sobre el cual el Consejo iniciará su trabajo para cerrar un texto definitivo de nueva Constitución para Chile.

A la sesión de instalación, además, asistieron los presidentes del Senado, Juan Antonio Coloma y de la Cámara de Diputadas y Diputados, Vlado Mirosevic, junto al presidente de la Corte Suprema, Juan Eduardo Fuentes.

De los 51 consejeros y consejeras elegidos y proclamados por el Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel), 50 hicieron aceptación del cargo ante el consejero Miguel Littin, quien presidió la testera de manera transitoria por tratarse de la persona de mayor edad.

Estuvieron también miembros del Comité de Admisibilidad y la Comisión Experta en Pleno, cuya Mesa Directiva entregó el ante proyecto e hizo una relación de contenidos del documento.

Boric: “A nuestro país le hará bien cerrar este ciclo”

Con el Presidente Garbriel Boric en el salón se dio inicio a esta sesión de instalación, cita convocada –justamente- por el Poder Ejecutivo, como manda la ley. En una intervención caracterizada por un llamado unitario, el mandatario señaló que es indispensable “poner el bien común por sobre nuestros intereses particulares”. Puntualizó que el borrador sobre el cual se va a trabajar “ha sido fruto de amplios acuerdos entre quienes sostienen miradas y posturas diversas, tal como sostienen miradas y posturas diversas los habitantes de nuestra patria”.

Asimismo, agradeció la labor de la Comisión Experta “porque han desempeñado su tarea con un espíritu patriótico que ha demostrado ser virtuoso y espero, además, que sea contagioso, no sólo para este espacio, sino que también para el conjunto de la sociedad chilena.

El Mandatario indicó que “Chile no se construye de la noche a la mañana. Chile no parte de cero. Este proceso espero que logre además acercar a la ciudadanía a la política, que ponga de relevancia el poder discutir de quienes pensamos distintos y llegar a acuerdos por el bien de nuestro país”.

Enfatizó: “Esta misma historia de la patria nos enseña también que la solidaridad es más enriquecedora que el egoísmo y que trabajar unidos por el bien común es mucho mejor que intentar sacar ventajas de corto plazo de las crisis que afectan a nuestro país. En diciembre próximo concurriremos a las urnas para pronunciarnos a favor o en contra de la propuesta de este Consejo y, ese día, serán nuevamente los ciudadanos y ciudadanas los depositarios de la soberanía popular, y quienes tendrán en sus manos una vez más el destino del Proceso Constituyente”.

El Presidente de la República manifestó que “estoy convencido que a nuestro país le hará bien cerrar este ciclo, y espero y confío que durante estos meses de intenso trabajo que les espera, piensen en esas personas que se han comprometido representar en sus necesidades, en sus sueños, en sus angustias y esperanzas, y que esta propuesta logre contenerlos e incluirlos”.

Littin: «La historia no perdonará a quienes se dejen llevar por revanchismos del pasado»

A su turno, en tanto presidió la testera, el consejero Miguel Littin, en la misma línea del Presidente Boric, relevó la unidad como central para sacar adelante el Proceso Constitucional. “Quiero proponerles un pequeño acuerdo, con mucha humildad, que en el momento de jurar pensemos en Chile, pensemos en las mujeres, en los hombres, en los campesinos, en los obreros, a la clase media y en la gente que confío en nosotros y que nos entregó una misión y que nos dijo en la calle: ‘Escriban una Constitución clara que yo entienda y comprenda. Escriban una Constitución que yo la ame, que la haga mía y la defienda y que sirva de Carta de Navegación en el futuro’”.

Littin añadió que podemos mostrar al mundo entero que “nuestro pueblo tiene la capacidad de resolver, mirándonos a los ojos, abriendo el diálogo, diciéndonos la verdad y llegar a acuerdos en paz”.