Nacional

Comenzó proceso de instalación del vitral del Palacio de los Tribunales

Tras ocho meses de un delicado y muy especializado trabajo de reparación y restauración en la Casa Franz Mayer de Alemania, esta semana comenzó el proceso de instalación del vitral del Palacio de los Tribunales.

El proceso de restauración de la obra histórica -compuesta por 58 paneles pintados a mano entre los años 1907 y 1910 – se realizó durante abril.

Los trabajos de reparación incorporaron el retiro y reemplazo de piezas originales, que se encontraban quebradas y dañadas por el paso de los años, con un deterioro de aproximadamente un 51% de la superficie total.

El “Vitral de la Justicia” tiene una extensión de 10 x 5 metros y un área total de 53,56 metros cuadrados y fue originalmente, elaborado por dicha la empresa alemana. El proyecto de restauración fue postulado en diciembre de 2016 por la Corporación Administrativa del Poder Judicial al Fondo de Patrimonio, que otorga anualmente el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA).

El proyecto de restauración obtuvo una donación de $110.379.597 por parte del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), lo que sumado al aporte inicial realizado por el Poder Judicial de $38.508.674 para obras civiles, permitió la reparación y restauración de esta histórica pieza. Se espera que la reinuaguración del vitral se realice en marzo próximo.

Adicionalmente, el Consejo Superior de la Corporación Administrativa autorizó la asignación de recursos adicionales a la empresa Massardo y Patrimonios Chile para la realización de reparaciones de la estructura, desmontaje y montaje de la obra y la incorporación de un vidrio de protector, que brinde mayor vida útil a la obra.

El presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, destacó el trabajo realizado que permitió mantener esta pieza histórica, que forma parte del patrimonio cultural de Chile.

“El rescate de nuestra cultura, de la historia política y social ha sido una permanente preocupación de la Corte Suprema, de manera de recuperar y mantener estas piezas únicas y que forman parte de la historia del Palacio”, recalcó.

El director de la Corporación Administrativa del Poder Judicial, Ricardo Guzmán, indicó el alto nivel profesional y técnico requerido para llevar adelante este proceso de recuperación y que ha involucrado a empresas chilenas y alemana.

El Departamento de Infraestructura y Mantenimiento de la Corporación Administrativa del Poder Judicial (CAPJ) se ha encargado de supervisar el avance del vitral, así como también de velar e informar el proceso de restauración realizado en Alemania.

El Consejo Superior de la Corporación Administrativa del Poder Judicial se encuentra presidido por el Presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, e integrado por los ministros Guillermo Silva, Gloria Ana Chevesich, Manuel Antonio Valderrama y Jorge Dahm, el director de la Corporación Administrativa del Poder Judicial, Ricardo Guzmán, además de los representantes de los distintos estamentos de la institución.

El vitral: una alegoría de la justicia

El vitral del Palacio de los Tribunales de Justicia es una pieza única en su tipo, cuyo valor histórico y patrimonial ha sido evaluado en más de $340 millones.

Representa una alegoría de la justicia en Chile, constituida por un hombre, que representa a la justicia; una mujer con sus hijos, que simboliza a la República y distintas imágenes de fondo que dan cuenta de las distintas labores que se realizaban en el Chile de la época y que conformaban la sociedad local, como agricultura, comercio y minería.

Además, incluye una representación de los animales emblema de Chile: el huemul y el cóndor.

En Chile, la Casa Franz Mayer de Munich (Alemania) ha trabajado en la restauración de otros dos vitrales en Santiago: La Catedral y la Basílica del Salvador, ubicada en Huérfanos con Almirante Barroso.

Fundada en 1847, la empresa alemana comenzó en 1860 a desarrollar los primeros vitrales religiosos y hoy destaca por la elaboración de piezas únicas, ubicadas en iglesias, metros y espacios públicos de todo el mundo, como la Basílica de San Pedro en Roma; la Catedral de Munich y sus proyectos más modernos en el Metro de Nueva York y los murales mosaico en la ciudad de Munich (Alemania), entre otros.