Candidatos a alcalde envueltos en diferentes polémicas sacuden elección en Rengo

RENGO: Convulsionados han sido los últimos meses en el municipio de esta ciudad de la región de O’Higgins de cara a las próximas elecciones municipales. El año pasado el alcalde PPD Carlos Soto González fue removido por “abandono de deberes” siendo relevado por el concejal humanista Julio Ibarra Maripangue, quien asumió como alcalde interino. En febrero pasado, la sentencia fue revocada y Soto regresó a su cargo como jefe comunal, y anunció su repostulación en una videoconferencia en donde criticó al alcalde interino. En respuesta, Ibarra anunció su candidatura a alcalde por el PH.

Este domingo, ambos pretendientes a la alcaldía se vieron involucrados en diferentes polémicas, el municipio renguino presentó una denuncia ante la Fiscalía de Rengo contra Julio Ibarra para indagar diversos delitos presuntamente cometidos durante su corta gestión, como eventuales fraude al fisco, malversación de caudales públicos y falsificación o uso malicioso de documentación pública.

El político humanista en su cuenta de facebook negó las acusaciones y apuntó contra Carlos Soto: “Es una forma de operar políticamente de él para descalificarme… Tratando de enlodarme con situaciones irregulares que no son ciertas, no son reales“. Junto con ello, agregó que está tranquilo y que espera comparecer voluntariamenteante la PDI para entregar su parecer ante la acusación.

Mientras tanto, en la noche de ese mismo dia, el candidato de la ex-Concertación fue detenido junto a otras 11 personas, al organizar un evento con otras 11 personas en el marco del día de la madre, a pesar de que la comuna de Rengo se encuentra en fase de Transición.

Carabineros de Rengo explicó que vecinos realizaron una denuncia de una fiesta clandestina con cerca de 60 personas en las instalaciones del Club Caupolicán, en el centro de la ciudad. pero al acudir personal de la institución al lugar, notaron que se trataba de una actividad online y que sólo habían 12 personas presencialmente, lo que igualmente infringe el aforo permitido de 5 personas por las normas sanitarias.

“Se estaba realizando una transmisión en vivo de un evento artístico con 12 personas que se encontraban al interior infringiendo el aforo permitido en una fase 2 en fin de semana, por lo que se procedió a la detención”, indicó el capitán José Orellano, subcomisario de la Cuarta Comisaría de Rengo.