Mundo

Paraguay: Ministro de Salud renuncia en medio de colapso sanitario por el Covid-19

ASUNCIÓN: En pleno colapso del sistema sanitario por el crecimiento exponencial de los contagios y de las muertes por coronavirus, ha presentado su renuncia este viernes el ministro de Salud del Paraguay. Julio Mazzoleni estaba totalmente enfrentado con la oposición en el Congreso guaraní, que venía reclamando su apartamiento del cargo.

“Es un momento donde es absolutamente necesario que los paraguayos estemos unidos para combatir la pandemia y por sobre cualquier persona está el interés nacional. Ojalá que esta decisión sirva para la unión del país” declaró el ahora ex ministro, al comunicar su decisión.

La renuncia supuso un giro abrupto respecto de lo que el propio funcionario había dicho la víspera. Luego de que el Senado le pidiera la dimisión ante la crisis sanitaria por la falta de medicamentos, en especial para los enfermos de COVID-19, no renunciaría. Este es un momento muy difícil que requiere de gente que aporte, más que de buscar culpables”, argumentó el aún ministro.

El viceministro Julio Borba queda como ministro interino hasta el nombramiento de la máxima autoridad sanitaria por parte del presidente Mario Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado.

La gestión de Mazzoleni ya había sido criticada esta semana por el personal sanitario y el gremio de enfermería, que durante dos días se concentraron frente a varios centros sanitarios de referencia para denunciar la falta de medicamentos e insumos, en especial para los afectados por el coronavirus.

"Fuera Marito": Una multitudinaria protesta en Paraguay exige la dimisión del Gobierno por la gestión de la pandemia
“Fuera Marito”: Una multitudinaria protesta en Paraguay exige la dimisión del Gobierno por la gestión de la pandemia

Horas después de la dimisión, cientos de ciudadanos se concentraron en las calles de Asunción, en protesta por la inadecuada gestión en general del Gobierno de Abdo para atender la crisis sanitaria y económica derivada de la pandemia del coronavirus, llegando incluso a pedir la renuncia del presidente. La protesta fue duramente reprimida por los policías.

La escasez se está evidenciando a medida que se acumulan los casos por covid en el país, con un aumento sostenido de los contagios que están desbordando el ya de por sí precario sistema de salud pública. A las críticas también se suman la demora en la llegada de las vacunas, que de momento se limitan a las 4.000 dosis de la Sputnik V ya aplicadas, a dos millares de trabajadores sanitarios.