Mundo

Francia prohíbe en las escuelas la abaya, túnica usada por musulmanas

“Cuando se entra en una clase, no se debe poder identificar la religión de los alumnos al mirarlos”, dijo el gobierno.

A pocos días de la vuelta a clases, el ministro de Educación Gabriel Attal fue terminante:  “Ya no será posible vestirse con la abaya en la escuela”, declaró durante una entrevista con la cadena de televisión TF1, en que consideró que este vestido incumple las estrictas normas de laicidad en la educación francesa.

La abaya cubre la totalidad del cuerpo, excepto rostro, manos y pies. El uso de esta prenda por parte de adolescentes había generado polémica en Francia, sobre todo debido a las críticas por parte de la derecha y la ultraderecha.

“Cuando se entra en una clase, no se debe poder identificar la religión de los alumnos al mirarlos”, añadió el ministro.

“Nuestra escuela está a prueba. En los últimos meses han aumentado considerablemente las infracciones de la laicidad, en particular con el uso de vestimentas religiosas como abayas o qamis (para los hombres, nota del editor), que han aparecido -y a veces se han impuesto- en algunas escuelas”, señaló el ministro.

El diputado Éric Ciotti, presidente del partido opositor Los Republicanos (LR, derecha), se “felicitó” por esta decisión “que nos da la razón”, mientras que la diputada de izquierda Clémentine Autain la consideró “inconstitucional” y criticó la “política de la vestimenta”.

Otras personalidades de izquierdas, como el alcalde de Montpellier, Michaël Delafosse, y el líder del Partido Comunista, Fabien Roussel, aprobaron la prohibición por motivos de laicismo.

Aumento de ataques contra el laicismo

Aunque el Consejo francés del culto musulmán (CFCM) considera que no representa un símbolo islámico, el ministerio de Educación ya había publicado el año pasado una circular en que autorizaba a las escuelas a que prohibieran esta prenda de vestir, así como las bandanas y las faldas muy largas.

“Esa consigna no era clara, ahora lo es y nos felicitamos por ello”, dijo a la AFP Bruno Bobkiewicz, secretario general del Sindicato nacional del personal de dirección de la Educación Nacional.

Según una nota del gobierno, los ataques contra el laicismo, que han aumentado significativamente desde el asesinato del profesor Samuel Paty en 2020 en las afueras de su escuela, aumentaron en un 120% entre los años escolares 2021/2022 y 2022/2023. El uso de signos y vestimentas, que representa la mayoría de los ataques, aumentó en más del 150% durante el último año escolar.

Francia ya prohibió en 2004 llevar en las escuelas e institutos cualquier signo religioso ostensible, como el velo islámico o las kipás.