Deutsche Welle

EEUU: partidos logran acuerdo para evitar cierre de Gobierno

El acuerdo ahora debe ser ratificado por el Congreso, donde podría enfrentar la oposición del ala más derechista de los republicanos.

El Partido Republicano y el Partido Demócrata anunciaron este domingo un acuerdo de 1,66 billones de dólares para financiar al Ejecutivo estadounidense en 2024, un primer paso para evitar el cierre del gobierno. Los encargados de dar la noticia fueron el líder de la mayoría del Senado, el demócrata Chuck Schumer, y el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Mike Johnson.

Aunque de momento no se conocen detalles del acuerdo, el diario Washington Post asegura que éste permitirá otorgar 886.300 millones de dólares a gastos de defensa y 772.700 millones de dólares a gastos discrecionales internos. Esas cifras, señala el diario, se ajustan a un acuerdo alcanzado la pasada primavera por el presidente Joe Biden y el entonces presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, para suspender el límite de deuda de la nación.

El acuerdo ahora tendrá que ser ratificado por el Congreso estadounidense y superar la muy probable oposición de los republicanos de extrema derecha de la Cámara de Representantes, que esperaban forzar fuertes recortes presupuestarios. Los legisladores, que vuelven esta semana al Congreso tras las vacaciones de Navidad, tienen hasta el próximo 19 de enero para aprobar el acuerdo que evitará el cierre del Gobierno.

Biden valora positivamente el acuerdo

Precisamente ese día se agotan los fondos para aproximadamente el 20 por ciento del presupuesto gubernamental, entre ellos los de partidas como la asistencia a veteranos, mientras que el resto de los fondos se agotarán el 2 de febrero. En una carta publicada tras el anuncio de este domingo, Mike Johnson explicó que hay “modificaciones clave” con respecto al comienzo de las negociaciones de junio y que habrá “más de 16.000 millones en recortes de gasto adicionales para compensar los niveles de gasto discrecional”.

“Si bien estos niveles de gasto finales no satisfarán a todos y no recortarán tanto gasto como muchos de nosotros quisiéramos, este acuerdo nos proporciona un camino para hacer avanzar el proceso, volver a priorizar la financiación dentro de la línea superior hacia objetivos conservadores, en lugar del ómnibus Schumer-Pelosi del año pasado, y luchar por las importantes cláusulas políticas incluidas en los proyectos de ley de nuestra Cámara para el año fiscal 24”, afirmó.

A través de un comunicado, el presidente Joe Biden afirmó que el acuerdo acerca al país a “evitar un cierre innecesario del gobierno” y a proteger “importantes prioridades nacionales”. “Refleja los niveles de financiación que negocié con ambos partidos. Rechaza recortes profundos a los programas con los que cuentan las familias trabajadoras y proporciona un camino para aprobar proyectos de ley de financiación para todo el año que beneficien al pueblo estadounidense y estén libres de políticas extremas”, señaló el mandatario.