Alemania flexibiliza ley para obtener la ciudadanía alemana

Los extranjeros podrán solicitarla después de vivir en en el país por cinco años.

El Bundestag (Cámara Baja del Parlamento alemán) aprobó este viernes una legislación que facilita y agiliza la naturalización de los extranjeros que viven en el país europeo.

Ciudadanía podría obternerse en entre tres a cinco años

La legislación, aprobada con los votos de los socialdemócratas (SPD), el partido Los Verdes y los demócratas libres (FDP), que forman el gobierno de coalición del canciller Olaf Scholz, supone que los extranjeros pueden solicitar la ciudadanía después de vivir en Alemania por cinco años y no ocho, como se estipulaba anteriormente.

Además, si un solicitante puede demostrar “logros especiales de integración” mediante un desempeño particularmente bueno en la escuela o el trabajo o un compromiso cívico, la naturalización puede ser posible en algunos casos después de solo tres años.

Doble nacionalidad será posible para ciudadanos que no son de la UE

Otro importante aspecto a destacar de la nueva ley es que los extranjeros que obtengan la ciudadanía alemana no tendrán que renunciar a la de su país natal, como ya es aplicable a personas de la Unión Europea (UE) que residen en Alemania.

La oposición conservadora de la Unión Cristiano Demócrata (CDU) y su partido hermano bávaro, la Unión Social Cristiana (CSU), votaron en contra de los cambios, al igual que el partido populista de derecha Alternativa para Alemania (AfD).

Más de 12 millones de residentes no tienen nacionalidad alemana

El gobierno dice que 14 % de la población de Alemania (más de 12 millones de los 84,4 millones de habitantes del país) no tiene ciudadanía alemana y que alrededor de 5,3 millones de ellos han vivido en el país por al menos una década. Asimismo, precisa que la tasa de naturalización en Alemania está muy por debajo del promedio de la UE.

En 2022, unas 168.500 personas obtuvieron la ciudadanía alemana, la cifra más alta desde 2002, impulsada por un gran aumento en el número de sirios que llegaron en la última década a la primera economía de Europa para naturalizarse.