Calidad de vida

Humo proveniente de Australia también contamina la nieve en Chile

El gran incendio que afecta actualmente a Australia, además se llegar a Nueva Zelanda, atravesó el Océano Pacífico y arribó a Sudamérica, incluido Chile. Esto generó nubosidad parcial y una disminución en las temperaturas, con dos o tres grados menos que en días anteriores. A este fenómeno, se suma un nuevo afectado: la nieve.

Raúl Cordero, climatólogo y académico del Departamento de Física de la Universidad de Santiago, señala que es una situación ya existente en Chile, “los incendios producidos en el país afectan a la nieve, eso pasa hace mucho tiempo y va a seguir pasando. Ahora sucede que llegó adicionalmente una nube de carbono negro y hollín, que contienen los incendios en Australia”. 

Los incendios no solo dañan a la fauna y flora del área que se quema,” sino que además la pluma del incendio es tóxica, y puede afectar los índices de calidad del aire y además de eso, cuando se posiciona sobre superficies cubiertas por hielo o nieve, contribuye a a su derretimiento”, explica Cordero.

La situación en Chile es complicada, han aumentado los incedios forestales y las perspectivas señalan que seguirán aumentando. “Es complicada no solo por el área qumada, sino porque existe muchas nieve perenne que podría verse cada vez más afectada”, añade el académico.

Otra consecuencia es la disminución de la radiación ultraviolenta. “Se puede apreciar una pluma de cenizas, que bloquea la radiación, lo que hace que caigan las temperaturas. Por ejemplo, en 2014 durante la temporada de incendios, hubo un efecto de 4°C o 5°C en las temperaturas máximas”, explica Cordero.