Economía

Monedas de $1 y $5 comienzan a salir del mercado a contar del 1 de Noviembre

¿Quién no aprovechó algunas vez una atractiva oferta que terminaba en 999? Pues bien, desde el 1 de noviembre eso será cosa del pasado, al menos para compras en efectivo, porque en esa fecha el Banco Central dejará de emitir definitivamente las monedas de $1 y $5, y los valores deberán redondearse a las decenas.

Según explicó el presidente del Banco Central, Mario Marcel, lo que motivó la decisión de dejar de emitir estas monedas fue su costo. “Producir una moneda de $1 cuesta alrededor de $6, mientras que una de $5 cuesta $17”, precisó.

Asimismo, estudios hechos por la institución demostraron que dichas monedas ya no eran usadas por las personas como antes y que, de hecho, presentaban una incomodidad para ellas.

Con la puesta en marcha de la Ley 20.956 se mandata al Banco Central a cesar en la producción de dichas monedas y también se comenzará a aplicar la regla de redondeo, la que será obligatoria para todo tipo de comercio.

Así, desde el 1 de noviembre la moneda de menor denominación en Chile será la de $10 y las cuentas finales deberán ajustarse. La regla será: los valores terminados en $5 o menos, se redondearán hacia la decena anterior (es decir, serán ajustados hacia abajo), mientras que las cuentas finales iguales o superiores a $6 deberán ser redondeadas hacia la decena de arriba.

Este ajuste sólo se dará para pagos y cobros en efectivo. No aplicará para pagos con tarjetas de débito, de crédito, cheques, vales vista, depósitos en cuentas corrientes, a la vista o de ahorro, así como a transferencias electrónicas o pagos con dispositivos móviles. El redondeo no tiene efecto tributario y, si bien se aplica al pago del usuario, la boleta o factura reflejará el precio sin redondear.

Para entender mejor este sistema el Central habilitó un sitio web donde, de forma lúdica y didáctica, explica cómo aplicar la regla del redondeo: www.redondea.cl.

Además, mañana comenzará una campaña publicitaria en medios de comunicación y redes sociales para explicar el tema.

CANJE

Pese a que dejarán de emitirse y que lentamente irán desapareciendo del mercado, “estas monedas nunca perderán su valor y seguirán siendo un medio de pago válido”, aclaró Marcel.

Y para quienes tengan en su poder estas monedas y deseen cambiarlas, el Banco Central pondrá en marcha un proceso gradual para sacarlas de circulación en un periodo cercano a 24 meses.

A partir del 2 de noviembre las personas deberán acudir a oficinas del Banco Central, en Santiago, y a bancos asociados en regiones.