Deportes

Palestino logra una victoria histórica en Paraguay y queda cerca de la Copa Libertadores

Palestino hace historia en Paraguay. El equipo de La Cisterna venció 2-0 a Nacional en el Defensores del Chaco de Asunción, en el duelo de ida por fase tres de la Copa Libertadores, última instancia para acceder a la ronda grupal.

Primera victoria del cuadro árabe en tierras guaraníes por el principal torneo de clubes a nivel sudamericano (en 2016 ganó a Libertad por la Sudamericana), después de dos derrotas anteriores y el primero de cualquier equipo chileno en diez años. Una cuenta de ahorro importante para la vuelta del próximo martes 12, en Rancagua.

Porque el equipo guaraní no tuvo complejos en entregar la iniciativa a su rival chileno. El equipo chileno aceptó el desafío y desde el inicio no tuvo problemas en saltarse las líneas para habilitar a sus hombres en punta.

Antes del minuto de partido, Cristian Suárez ha había intentado un largo pase para Bryan Carrasco, quien no pudo controlar la pelota antes que saliera la pelota.

El local ejercía cierta presión contra el equipo de Pablo “Vitamina” Sánchez, aunque no se adelantaba tanto en el campo de juego. Eso sí, sus jugadores siempre estaban al acecho del error del cuadro de La Cisterna.

Así lo hizo, a los 4 minutos, el paraguayo Diego Duarte quien rescató un balón en la salida, pero remató débil a las manos del golero árabe César Rigamonti.

Con esto quedaron establecidos los planteamientos de uno y otro equipo. Por un lado, Palestino siempre en la búsqueda de Gonzalo Sosa, quien constantemente intentaba pedir el balón al espacio y pivoteaba con energía para habilitar a sus compañeros.

En el otro, un cuadro asunceño que salía con mucha velocidad, pero que no lograba terminar las jugadas con la eficiencia necesaria para inquietar al cuadro chileno.

Al margen de eso, las pelotas detenidas todavía eran el gran expediente del equipo finalista de la Libertadores de 2014. Así llegó una de sus opciones de marcar, cuando una serie de rebotes permitió el remate de Rodrigo Arévalo que fue ancho, ante un atento Rigamonti.

A los 37 minutos, el equipo local tuvo la más clara del partido. La pelota quedó en los pies de Duarte, quien ensayó un fuerte tiro repelido por el meta visitante, mientras que el rebote no le quedó cómodo a Orlando Gaona para abrir el marcador.

En el final del primer tiempo, un tiro libre de Carrasco llevó peligro al área del equipo local, pero el cabezazo salvador de Arévalo en área chica evitó la conquista del cuadro chileno.

Triunfo histórico

Pero en el tiempo complementario, el cuadro de La Cisterna encontró los espacios para batir la valla de Antony Silva. A los 47 minutos, una gran jugada de Bryan Carrasco terminó con un remate cruzado para abrir la cuenta.

No pasaron ni tres minutos cuando el elenco de “Vitamina” volvió a golpear a Nacional. Un pase atrás de Dilan Zúñiga encontró solo a Sosa en el puto penal, quien dio con el arco tras un par de rebotes para el 2-0 de la escuadra chilena.

Con el resultado en el bolsillo, el cuadro santiaguino administró el trámite del encuentro, siempre con la pelota. En el lado contrario, el técnico Juan Pablo Pumpido (hijo de Nery, campeón del mundo con Argentina en el ‘86) movió las piezas.

Sin embargo, el cuadro guaraní no encontró la profundidad para hacer daño a los chilenos, quienes se cerraban bien en el fondo ante la impericia de su adversario.

A los 75 minutos, Nacional tuvo la más clara en su lado. Un potente disparo del recién ingresado Marcelo González se colocaba en un rincón del arco de Rigamonti, quien estuvo notable para evitar la conquista.

Pero el marcador no se movió más. Palestino logra su primer triunfo en tierras paraguayas y llega con una importante ventaja para el duelo de vuelta, el martes 12 de marzo, en el estadio El Teniente de Rancagua.