La Roja

FIFA acusó recibo de denuncia de abogados chilenos contra Perú y Colombia

Mientras la ANFP está concentrada en la búsqueda de un nuevo director técnico para la “Roja” tras el término del ciclo de Juan Antonio Pizzi producto de la eliminación de la Selección del mundial de Rusia 2018 ante Brasil, un partido se juega en paralelo en dependencias de la FIFA en Zurich.

Tal como informara oportunamente Cadena Chile, el abogado José Marcelo Adasme, especialista en derecho deportivo y quien también formó parte del recurso de protección presentado por Rangers en 2009, cuando la FIFA advirtió a Chile ante el riesgo de ser desafiliada y quedar fuera del Mundial de Sudáfrica, presentó una denuncia ante el organismo rector del fútbol mundial en contra de Perú y Colombia ya que a su juicio, existió un presunto arreglo que benefició ambas escuadras – empate 1-1 que dejó a los “cafeteros” en la Copa del Mundo y a la “Blanquirroja” con la opción de disputar el repechaje –.

Con el correr de los días se sumó una denuncia similar por parte del abogado Luis Mariano Rendón bajo los mismos argumentos, quedando pendiente de esta forma la respuesta de la FIFA.

Al respecto, diversos medios informaron este lunes el acuse de recibo de la demanda a ambos litigantes: “Acusamos recibo de su correspondencia respecto de supuestas irregularidades durante el partido de la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 disputado entre Perú y Colombia el 10 de octubre de 2017, cuyo contenido ha sido debidamente analizado“, dice la carta recibida por Rendón desde las oficinas de Zúrich.

“Nos gustaría recordarle que, de acuerdo con lo establecido en el art. 108 apdo. 1 del Código Disciplinario de Ia FIFA (CDF), las infracciones disciplinarias son generalmente perseguibles de oficio. Asimismo, de acuerdo con eI art. 108 apdo. 2 del CDF, cualquier persona o autoridad puede comunicar a los órganos jurisdiccionales competentes las conductas que consideren contrarias a la reglamentación de Ia FIFA. En ese contexto, le informamos que, la facultad de comunicar las conductas que puedan ser consideras contrarias a la reglamentación de la FIFA, no confieren la condición de parte en caso de que un hipotético procedimiento disciplinario fuese iniciado“, añade la misiva.

Para Rendón, “lo importante es que no cabe duda que la FIFA está procesando nuestra denuncia y que habrá una decisión oficial acerca de ella. Con la visibilidad internacional que ha tomado el caso, veo muy difícil que la decisión sea no aplicar ninguna sanción. La FIFA estaría sentando un precedente nefasto respecto de los límites éticos del fútbol”, según consignó Emol.