La Calera le propina de su propio chocolate a Curicó

Los de Damián Muñoz lo ganaban 0-2 hasta el 85′, pero una arremetida sensacional del equipo cementero acabó con una remontada en los descuentos. En la fecha anterior la Banda Sangre habia hecho exactamente lo mismo ante el Audax, ahora lo sufrió en el sintético del Chahuán.

LA CALERA: Este ha sido, por lo menos en estas primeras fechas, el año de las remontadas en los cada vez mas alargados descuentos. Y lo de esta noche de viernes en la Quinta Interior no fue la excepción.

Caleranos y curicanos se medían en la cancha sintética del Chahuán buscando seguir escalando en la tabla, bajo el arbitraje del novato Miguel Araos. Curicó llegaba con la moral por los cielos tras el agónico triunfo en la fecha anterior ante Audax, pero se presentaba este viernes sin algunos de sus estelares como Nadruz y Lara, lesionados. Mientras que el equipo de Ameli ponía de arranque a Buonanotte y Passerini con un 4-3-3.

El primer tiempo fue con mucha pierna fuerte, poniendo dificil el trabajo al joven réferi. salvo algunas llegadas del equipo local que no llegaron a buen puerto. Curicó sufrió otra baja promediando el primer lapso cuando Coelho tuvo un golpe en el área lumbar y fue reemplazado por Figueroa. El ariete local Passerini tambien saldria lesionado en el entretiempo.

En el complemento Curicó salió con otra actitud en la alfombra plástica, y encontro premio de forma suertuda al 49, cuando Zavala gana linea de fondo y lanza un centro shot que da en el zaguero Freytes y se cuela en el arco de Otárola, desarando la algarabía de los 200 forofos que viajaron mas de trescientos kilometros.

Calera buscaba despertar pero el mediocampo curicano lograba aguantar los embates rojos, la entrada de Fede Castro por el debutante Nicolás Barrios, refrescó el ataque curicano y faltando 11 para el final el trasandino es derribado en el area por Otarola, dando un penal que el mismo Castro que convierte el 0-2.

A esta altura, el resultado era mucho castigo para los de Ameli ya que la mayoria de las chances se mostraron en el arco de Cerda, que incluso saco con dificultar un cabezazo de Buonanotte, pero tras el segundo gol curicano, Damián suicidó el triunfo cuando sacó a sus dos mediocampistas Urzúa y Sandoval para improvisar al zaguero Ormazabal y el lateral Barrios de pivotes. Sin mediocampo, Curicó se autodestruyó y el desenlace fue muy devastador.

Primero al 85, de un centro sin marca de Garrido, apareció el “carnicero” Perez para descontar. ULC no merecía perder este partido y aprovechaba cada regalo que la vulnerable resistencia albirroja entregaba. Sin embargo el tan ansiado empate llegó de un gol de otro partido, Juan Carlos Gaete (que por lesión arrastrada del partido anterior no fue titular)  sacó una bomba de mas de 35 metros aprovechando lo muy adelantado de Cerda, golazo y empate, al 90. Quedaba un largo acrésimo y margen suficiente para una remontada épica.

Curicó, sin respuestas arriba, con un Figueroa cada vez mas cuestionado, y hecho un desastre atrás, no sabia ni siquiera como aguantar un empate, y la justicia llegó al sexto de los ocho de adición, gracias a un excelente regate se Sebastián Lomónaco. El ex Arsenal y Godoy Cruz se paseó sin oposición y definió cruzado, para desatar la locura en las 2500 almas que acudieron al Chahuan, Unión La Calera sacó adelante un partido que se le presentaba ingrato, y con garra y empuje se lo lleva todo, desnudando las falencias de un Curicó que con poco casi gana el partido, y un error fatal de su DT termina lo condena a un amargo final.