Fútbol Nacional

Eterno campeón: Colo Colo goleó a Wanderers y logró histórico título de la Supercopa 2018

Colo Colo revalidó su apodo de “Eterno Campeón” al coronarse campeón de la Supercopa de Chile 2018, tras golear de manera inobjetable por 3-0 ante Santiago Wanderers en el Estadio Nacional.

En la primera media hora se notó que ambos elencos vienen saliendo de una fuerte pretemporada, porque no hubo buen fútbol y faltó precisión en los pases. Además, hasta ese momento le funcionaba bien la línea del offside al equipo de Nicolás Córdova.

Sin embargo, el ‘Cacique’ abrió el marcador en su primera ocasión y con un muy inteligente Esteban Paredes, que al ver la estrategia rival se tiró unos metros atrás y envió un pase bombeado para Óscar Suazo, que le ganó a su marcador Soto y definió con borde externo ante Castellón (28′). El ‘Torta’ pidió disculpas por su pasado verde.

El gol soltó al cuadro popular, que tuvo un remate elevado de Claudio Baeza (32′) y luego aumentó por intermedio de Brayan Véjar (38′), que sacó potente disparo fuera del área, tras un desborde y pase de Suazo por derecha.

El actual campeón nacional manejaba el balón con calma, sin extremar recursos, y así llegó al tercero en una combinación entre Paredes y Jaime Valdés, donde el rubio ‘Pajarito’ sacó otro disparo potente fuera del área para el 3-0 (45′). Era partido casi liquidado.

En el complemento el ‘Decano’ salió con otra actitud, digna de una final, pero le faltó más oficio y una dosis de fortuna. Ello porque a los 49′ Rafael Viotti metió un cabezazo al poste (49′). El ‘Caminante’ había sido el ‘verdugo’ de Wanderers al anotar el agónico gol del triunfo de La Calera en diciembre pasado, que lo terminaría enviando a Primera B tras los penales.

Luego Marco Medel intentó con un tiro libre que atrapó Agustín Orión (54′) y, más adelante, el mismo portero salvó con el pie ante un disparo de Viotti (67′), cuando la zaga había hecho mal la línea del offside. El campeón de Copa Chile mostraba algunos

El ‘Cacique’ vivió momentos complicados, en especial por la expulsión de Gabriel Suazo, quien cometió una falta como último hombre. El árbitro César Deischler le mostró la roja y provocó, obviamente, los reclamos albos por el conocido partido ante Temuco. A primera vista, estuvo apegado a reglamento.

En tanto, el monarca nacional casi aumenta vía contragolpe, pero Paredes elevó (69′) y luego Valdés desvió ante un gran achique de Castellón, cuando Paredes lo había dejado solo (71′). El ‘Pajarito’, una de las figuras del partido, salió reemplazado por precaución a los 80′ por Carlos Villanueva.

Esteban Paredes salió para los aplausos (entró el ex mundialista Sub 17 Branco Provoste) y todo el pueblo albo festejó una nueva corona, la cuarta en la era de Pablo Guede (Copa Chile 2016, Supercopa 2017 y Transición 2017), pero lo más importante es que descomprimió un ambiente enrarecido por la suspensión de la Noche Alba y la demora en las contrataciones.

Por último, un párrafo aparte para condenar los hechos de violencia ocurridos en medio del partido entre mal llamados hinchas de Colo Colo con forofos de Wanderers, que reportó Golazo de UCV Radio y no fueron mostrados por la transmisión televisiva. Es de esperar que la ANFP sea firme al respecto.