Fútbol Nacional

ANFP expulsó a Barnechea del fútbol profesional

Definitivamente el horno no está para bollos en la ANFP. A medidados de diciembre del año pasado hablábamos de la expulsión de Deportes Vallenar del profesionalismo producto de la demanda interpuesta por el club de la Región de Atacama en contra del organismo rector del balompie nacional ante la justicia ordinaria como consecuencia de su fallido ascenso a la Primera B 2018.

Ahora fue el turno de Barnechea, club de la Primera B que ya había asegurado su participación en el torneo 2019. Eso, hasta que pusieron sus ojos en San Marcos de Arica.

Resulta que este jueves el organismo de Primera Instancia que entrega la licencia de clubes de la ANFP decidió expulsar al cuadro “huaicochero” del fútbol profesional para la temporada 2019: “Se cancela la licencia de clubes para el 2019 al club Barnechea, otorgada por resolución del órgano de Primera Instancia (OPI) N° 017-018, con fecha 24 de octubre de 2018”, dice el documento que va firmado por el vicepresidente Orlando Chacra y el auditor OPI Jaime Bustamante y Ricardo Zunino.

Pero ¿Qué motivó tan drástica decisión desde Quilin? Resulta que el elenco capitalino había demandado al presidente de San Marcos de Arica, Carlos Ferry, en el 13° Juzgado de Garantía de Santiago, a quien acusaron de administración desleal por haber votado en las últimas elecciones presidenciales de la ANFP (Causa RIT N°6879-2018), aún cuando su descenso a la Segunda División Profesional ya estaba consumado. Es más, Barnechea consideraba que negociaron sus votos en las elecciones de la ANFP justo el día de la denuncia en Quilín ante el tribunal de disciplina que buscaba enviarlos a Segunda División por no pagar la cuota de incorporación. De darle el tribunal la razón a Arica, el cuadro santiaguino descendería y, con ello, San Marcos seguiría en el fútbol profesional.

El punto es que, tal como ocurrió en su momento con Vallenar, lo anterior “contraviene la declaración jurada relativa a la participación contemplada en el articulo 20 punto J.1 letra C, relacionada al criterio jurídico del Reglamento de Licencia de Clubes”, según señala el documento emitido desde la ANFP.

Por ahora, los “huaicocheros” tienen 5 días hábiles para apelar a la resolución, y de mantenerse a firme, la gran pregunta sería quien ocuparía eventualmente su cupo en la Primera B. Pero eso es otra historia que trataremos oportunamente.