Colo Colo se queda con una Supercopa manchada por la violencia

Era día de fiesta, porque la Supercopa se jugaba en Concepción, con los dos mejores equipos del fútbol chileno en 2021. Pero lo deportivo quedó en un segundo plano, por los lamentables incidentes que sucedieron en el Ester Roa. Barristas de Católica y de Colo Colo se enfrascaron en agresiones, lanzándose proyectiles y elementos contundentes, más el lanzamiento de fuegos de artificio, lo que alteró todo en la Tribuna Andes (Tegualda). La opción de un desastre era latente, sobre todo por la inacción del personal de seguridad. Finalmente, luego de que los jugadores se fueran a camarines, el partido se reanudó. Los albos son los campeones tras ganar por 2-0, sin embargo el sabor amargo de los incidentes no aplacó.

En lo netamente futbolístico, fue día de estrenos en ambos elencos. En el lado de los cruzados, fue el debut de Sebastián Galani, siendo el reemplazante del ausente Ignacio Saavedra. Por los albos, fue el primer partido oficial de Juan Martín Lucero, el 9 que tanto pidió Gustavo Quinteros. El ex Vélez tuvo la primera ocasión de gol del juego, en los 12′, con un remate desviado.

En líneas generales, se notó el mayor rodaje de Colo Colo en la pretemporada, con amistosos ante la U y Boca Juniors. También se hizo notorio que la Católica está “en fase de construcción”. Teniendo mejor presencia en el mediocampo, el cuadro de Macul inclinó la balanza hacia su lado. En ese sentido, la labor de Galani y de Gutiérrez no contribuyó a que la UC se impusiera en ese sector de la cancha.

En un duelo de fuerzas parejas, y con los ánimos caldeados, Colo Colo era más. El trabajo de Solari y de Costa, más la fortaleza en el medio, permitían que los de Quinteros se plantaran mejor en la cancha. En la otra vereda, Zampedri no tenía compañía, igual que Marcelino Núñez en la construcción ofensiva.

El duelo tenía un gran ritmo hasta que llegó la interrupción por los incidentes. Aquello mermó el espectáculo en todos sus sentidos, porque tras la reanudación el juego perdió intensidad.

Pese a que en el complemento la UC mejoró, Colo Colo tuvo la virtud de aprovechar los errores del adversario. Gabriel Costa abrió la cuenta en los 52′, tras un rebote del Zanahoria Pérez. Eso sí, debieron guardarse los festejos porque se anuló por una posición de adelanto de Fuentes, quien remató para la atajada del 1 cruzado. Nueve minutos más tarde, llegó la algarabía alba. Una clamorosa falla de Pérez en un pase le regala el balón a Leo Gil, quien captura y remata ajustado. Ventaja para el Cacique.

Paulucci metió mano en el equipo, aunque fue más ímpetu que un diseño claro para hacerle daño a Colo Colo. Entró Tapia y Buonanotte, pero no desequilibraron. Brayan Cortés no tuvo una parada destacada. Cerca del epílogo, el partido definitivamente se selló con el segundo gol de Carlo Villanueva, quien había entrado por Gil.

Es la tercera Supercopa para el cuadro popular: 2017, 2018 y ahora 2022. Es el segundo más ganador del certamen, detrás precisamente de la UC y sus cuatro coronas.