Ajustes en el circuito de Arabia deberían mejorar el circuito

Varios pilotos denunciaron problemas con las líneas de visibilidad en la pista. El presidente de la GPDA y entonces piloto de Williams, George Russell, declaró a Motorsport.com que el circuito tenía “muchas carencias desde el punto de vista de la seguridad y de las carreras”.

Antes de su segundo gran premio, que se celebrará a finales de este mes, los responsables de Yeda anunciaron en enero que harían ajustes en la pista en respuesta a las opiniones de los pilotos.

El único cambio en el perfil real de una curva ha tenido lugar en la curva 27, que se ha ensanchado 1,5 metros en la salida. Fue aquí donde Max Verstappen chocó contra el muro al final de la Q3, negándole la pole tras una vuelta hasta ese momento que se ganó la aclamación de otros pilotos.

En varias curvas también se han instalado placas de acero para crear zonas que deberían permitir a los coches besar más las barreras en algunos puntos sin dañar el coche.

Martin Whitaker, director general de la Saudi Motorsport Company, cree que todos estos cambios harán que el circuito sea aún más rápido. El año pasado, la velocidad media de la pole position en la clasificación fue de 252 km/h.

“La huella del circuito sigue siendo la misma, aparte de la curva 27”, dijo Whitaker. “Sólo hemos movido algunas de las barreras hacia atrás en ciertas áreas para mejorar la línea de visión a través de esa curva.

“Se podría hacer (la vuelta) un poco más rápida, uno imagina, si no es lo suficientemente rápida ya. La mayoría de los cambios se han hecho efectivamente este año. Creo que hemos efectuado entre siete y diez de los cambios que buscaban. El resto tardará un poco más”.

“Por ejemplo, la línea de visión en el interior de la curva 23/24 es una tarea más grande, y simplemente no hemos tenido tiempo para hacerlo. Esa es un área en la que creo que el director de carrera de la FIA puede ayudar en términos de decirle al piloto que tenga cuidado cuando pase por ahí, o que no reduzca la velocidad allí cuando esté en una vuelta de clasificación”.

Whitaker explicó que había “12 o 15 puntos alrededor del circuito” que la FIA y la F1 habían pedido al promotor que echara un vistazo, centrándose principalmente en las líneas de visión, antes de la celebración de la carrera de este año.

“La velocidad del circuito es tal que los pilotos llegaban muy rápido a los coches más lentos”, dijo Whitaker. “Creo que el principal problema no fue tanto en la carrera, sino más bien en la clasificación, donde tienes coches que se echan atrás para aprovechar una vuelta decente”.

“La FIA puede hacer cosas al respecto, obviamente, porque en la reunión de los pilotos pueden decir a la gente que no pueden reducir la velocidad en ciertas curvas o en ciertas zonas”.

“Pero predominantemente, nos pareció mucho mejor para nosotros, como promotor y organizador del circuito, ver lo que podíamos hacer”.